Capítulo 1: La flecha del Amor.

El 23 de diciembre. Cielos despejados. Despertarse por la mañana fue extremadamente placentero. Era casi increíblemente refrescante, y aunque acababa de levantarme. Me abrigué en la comodidad y sentí como si todavía estuviera en un sueño.

Fue el primer cambio que se me ocurrió. Entonces, ¿qué cambió? Si la gente me preguntara eso, respondería rotundamente que no. Pero, no es como si nada hubiera cambiado. La verdad es que hubo un cambio. Un cambio dramático. Yo, Karuizawa Kei, ya no tengo un horrible pasado encadenándome.

Para ser más precisa, no es exactamente eso. He ganado un poder que no perderá ante el pasado que me encadena. Es decir, ayer, los acontecimientos de la ceremonia de clausura que terminó el segundo semestre. Fui llamada por Ryuuen y los demás, y recibí actos de intimidación. Suena patético cuando lo pongo en palabras como esta, pero es un hecho que ocurrió. Toqué fondo.

En esta escuela me escapé a buscar la salvación, pensé que una vez más me dejaría caer en el infierno. Y entonces, escuché varias cosas. Y entre ellos, el chocante fue que Manabe y los otros que me intimidaban estaban de hecho guiados por Kiyotaka. Al principio me desesperé, y hasta la ira salió. Pero…….al final fui salvada.

Por las manos de Kiyotaka. Los que me esperaban mientras bajaba de la azotea con seguridad eran el ex presidente del consejo estudiantil y Chabashira-sensei. No era como si no tuvieran nada que  , sólo era su preocupación para que los ojos de la gente no emparentada no se posaran sobre mí. Sinceramente. Sin su cuidado, dudo que hubiera regresado al dormitorio.

Lo único que me dijeron fue que esos dos actuaban según las instrucciones de Kiyotaka. Creo que es porque se dieron cuenta de que era la única forma de calmarme. Esos eventos en la azotea. Las semillas que el yo que fue intimidada por Manabe y los otros habían plantado. Si yo tuviera el poder de librarme de mi pasado, entonces habría sido más decidida. Habría terminado sin que se descubriera lo que pasó en la secundaria… no, no es eso. Básicamente, me equivoqué. Para hacerme la fuerte, seguí asumiendo una actitud arrogante.

Hacia eso, aunque Manabe y los demás sientan disgusto, no se podría evitar. Era un método que elegí para evitar la intimidación. Y los deméritos de eso.

—Fuu……….

Un suspiro como ese salió a la luz. Pero no es un mal suspiro. ¿Cómo debería decirlo? Era un suspiro lleno de emoción, no. No puedo decirlo con palabras.

Sólo hay una cosa de la que estoy seguro. Es decir, incluso cuando estoy dormida, incluso cuando estoy despierta. Dentro de mis pensamientos, Kiyotaka siempre está ahí.

Desde ayer, se me impregno en la cabeza y no pude separarme de ella.

—… Más bien como, mou, cómo debería decirlo, esto es un juego sucio…………

Aunque mi temperatura corporal debería ser normal, por alguna razón, mi cuerpo se calentó. Para suprimir la cantidad de calor en mi cuerpo, cerré los ojos. Ayanokouji Kiyotaka. 1º año clase D. Al principio ni siquiera pensé en él. Sólo un compañero de clase sin sombra. A veces el tema de que fuera genial surgió, pero nunca me interesó. Y además, esos compañeros pronto se olvidaron de Kiyotaka.

En nuestro mundo moderno, las habilidades comunicativas son un gran factor de popularidad. Eso es algo que falta fundamentalmente en Kiyotaka. No importa lo bueno que sea en el deporte, si no va acompañado de otros elementos, el grado de popularidad no se extenderá. Es por eso que con Yousuke-kun a la cabeza también, el Tsukasaki-kun de la Clase A y Shibata-kun de la Clase B son más populares por un orden de magnitud.

Pero el verdadero Kiyotaka no es malo en socializar, es realmente inteligente, es muy maduro, es muy racional, también es bueno en deportes hasta el punto de que no perderá ni siquiera a los estudiantes de ultimo año, y además, es fuerte hasta el punto de que es casi increíble….. también hay partes despiadadas y crueles para él, pero… aún así, al final, él me salvará.

—¿¡Haa………!?

¿Podría ser, yo, antes de que me diera cuenta, sobre Kiyotaka?

—No, no, no, no, no. ¡De ninguna manera, de ninguna manera!

Sujetando mi cara que se había vuelto roja, agito la cabeza intensamente a izquierda y derecha. Cuando mi cara se puso roja, entré en pánico…….. casi como una doncella enamorada.

No es que niegue el romance. También soy una chica que también quiere enamorarse. Pero, como debería decirlo, hay una parte de mí que no puede admitir que estoy mirando a Kiyotaka con esos ojos.

—Eso es correcto. Obviamente no puede ser el caso. Es gracias a él que experimenté cosas terribles…

Al contrario, me gustaría que me diera las gracias por no guardarle rencor. Además de eso, para robar mi corazón también, no puedo perdonar tal indulgencia.

Parado frente al espejo, me peiné mi cabello que se había encrespado después de despertarme.

—Pero también soy una buena persona, ¿no?.

Incluso si por casualidad tuvieran la culpa, me pregunto si una persona común y corriente perdonaría a Kiyotaka por lo que hizo. Probablemente imposible. Es obvio que sería imposible. Al contrario, probablemente le guardarán rencor. Sólo porque resultó ser una persona tan generosa como yo, fue perdonado. Sólo quedate satisfecho con eso, Kiyotaka. Hablando en voz alta de esa manera en mi cabeza, me libere de esas ilusiones injustas.

Es sólo que no puedo quebrantar el tema de haberle ya perdonado delante de Kiyotaka.

Al contrario, me pregunto si debería molestarle un poco. Fingiendo estar enojado con él un poco por haber sido manipulada suena bien, después de todo. Y probablemente también, la próxima vez que vea la cara de Kiyotaka, la verdadera ira podría surgir también.

Mientras estaba reflexionando sobre eso, un mensaje llegó a mi teléfono.

—Hoy a las 11, gracias de antemano Karuizawa-san.

—Ahh, ya veo. se trataba de eso.

Era un mensaje de mi compañera de clase, Satou Maya-san. Hoy, día 24, como un aviso para el dia de hoy, recibí un mensaje de Satou-san diciéndome que quería conocerme porque tenía algo que consultarme.

Normalmente, debido a que me llevaba bien con un grupo diferente al de Satou-san, nuestros intercambios no eran profundos.

Por supuesto, como compañeras de clase, nos llevamos bastante bien, pero es la primera vez que me llaman así para encontrarme con ella.

—Pero aun así, estoy seguro de que estoy sana.

Ayer, bajo el cielo frío, desde lo alto de mi cabeza tenía innumerables cubos de agua arrojados sobre mí y aunque algo tan horrible sucedió, sigo estando perfectamente sana hasta el punto de que me gustaría alabarme a mí misma por ello.

Naturalmente, después de haberme enfriado hasta el corazón me bañé para calentarme, pero una chica normal probablemente habría cogido un resfriado y aunque hubieran dormido durante tres días seguidos no habría sido extraño.

—Es porque estoy muy acostumbrada a este tipo de trato……. sólo bromeaba.

Me di cuenta de que esa clase de charla masoquista sale suavemente. El “yo” hasta ayer. Es decir, el “yo” que había pensado que había cambiado, pero que de hecho no había cambiado en absoluto.

Siempre me aterrorizaba ser intimidada, siempre acobardada. En lo profundo de mi corazón, una oscuridad siempre se había extendido. Pero ahora, puedo decirlo claramente. Me pregunto si fui capaz de cambiar un poco. Quitándome el pijama, y ahora en ropa interior. En ese momento, las cicatrices esculpidas en mi cuerpo blanco inevitablemente llegaron a la vista. Aunque no quisiera eso, terminaría viéndolo. Todos los días me enfrenté a estas cicatrices, mis sentimientos se hundieron y empecé a querer morir. Pero, nunca me importaron tanto como ayer.

A pesar de que odiaba tanto esa cicatriz, me arrepentí tanto y sentí tanta tristeza. En un solo día, no puedo creer que cambiaría tanto.

—Pero aun así, no puedo mostrarle esto a un chico….

Si veían una cicatriz así, el sexo opuesto terminaba alejándose. El cuerpo de una niña se supone que es suave y esponjoso y hermoso….Esto acabaría aplastando esa ilusión.

Estoy seguro que hasta cien años de amor se calmarían. No, no tenía ninguna intención de mostrárselo a nadie más, aunque……lo guardé en mi corazón así. Es sólo que……. Puede que no lo haya mostrado en mi expresión… pero, Kiyotaka era diferente.

Aunque vio esta cicatriz mía, nunca dijo su asco. ¿Es sólo que no lo dijo? ¿O fue sólo porque estaba oscuro a bordo del barco? ¿O solo mentia? ¿Pensó en lo profundo de su interior que era asqueroso? ¿O podría ser que realmente no pensara que era asqueroso? Las afirmaciones y repudios se repiten dentro de mi cabeza. Pero no había forma de encontrar una respuesta para eso. Sólo repitiendo mi soliloquio, me di cuenta de algo importante.

—Hablando de eso, ese tipo me tocó el cuerpo con las manos, ¿no?

En ese entonces, no tenía tiempo para pensar, pero ¿no es esto algo espléndidamente increíble? Me tocó los muslos, mi uniforme estaba a punto de ser quitado…. Me trataron como un germen o una plaga las chicas, y los chicos tampoco me protegían. Toda la clase, todo el año escolar, ni siquiera me veía como humano, mucho menos como una chica. Aunque nunca antes me he tomado de la mano con un chico, me pregunto qué demonios me habrá hecho.

—¡De verdad, mou, mou, mou, mou! ¡Estoy pensando en eso otra vez! ¡Soy tan idiota!

Una vez más, pongamos una tapa al asunto de Kiyotaka y sellémoslo. Lo haré. Fue sólo un accidente, así que tengo que olvidarlo. Pasé mis manos a través de la tela y procedí suavemente a cambiarme.

Parte 1

Después de haberme tomado un tiempo para prepararme, me dirigí hacia el destino con un trote. El Centro Comercial Keyaki que acogió las vacaciones de invierno estaba repleto de estudiantes. La mayoría de los estudiantes parecen haber venido aquí a jugar, ya que había mucha más gente que en las vacaciones habituales.

—Supongo que eso es verdad. No hay otro lugar mas donde jugar aparte de este.

Todas las necesidades se han reunido aquí, así que no tengo quejas, pero no hay novedad aquí.

Habiendo llegado a tiempo, llamó a Satou-san que estaba esperando con su teléfono en la mano frente al café que era nuestro punto de encuentro.

—Buenos días, Satou-san.

—¡Ahh, Karuizawa-san! ¡Buenos días!

Los ojos de Satou-san se iluminaron mientras me agitaba las manos. Tal vez fue a la peluquería, pero su cabello estaba muy bien arreglado. Sólo con eso, terminé imaginando varias cosas.

Ayer por la noche, Satou-san me llamó para pedirme una consulta. Tanto mi mente como mi cuerpo estaban agotados, pero me mantuve callada sobre ese hecho. Claro que lo haría. El hecho de que me llamaran a la azotea y me ducharan en agua fría fue algo que “nunca ocurrió” para nadie. En otras palabras, mirándolo desde la perspectiva de Satou-san, tengo que ser la misma yo de siempre. Por eso, aunque podría haber rechazado la solicitud de consulta, decidí aceptarla. Y además, desde hace un tiempo tengo curiosidad por las acciones de Satou-san.

—Lo siento, por llamarte tan de repente.

—No es la gran cosa. No te preocupes por eso.

—Es una gran ayuda para mí si dices eso.

Junto con Satou-san, que parecía feliz, como habíamos planeado, entramos en la tienda. Aunque estaba lleno, convenientemente una pareja se marchaba, así que pudimos entrar correctamente.

—Hay mucha gente.

Lo dije en voz alta sin pensarlo. Fue un éxito exasperante.

—En las vacaciones de invierno, me pregunto si todos los años escolares no tienen nada parecido a los exámenes.

Hacia Satou-san quien dijo eso, también tenía la misma pregunta.

 

Durante las vacaciones de verano, los estudiantes de 1er año iniciamos inmediatamente un viaje a bordo de un crucero de lujo. Pero, esta vez, al ver a los estudiantes de todos los años escolares, parece como si no se hubieran realizado exámenes especiales.

Me pregunto si esta escuela también nos está dando este servicio al menos para las vacaciones de invierno. ¿O podría ser que al final de este año y al principio del próximo, algún tipo de examen comenzara? Si es así, lo odiaría.

—Si aún no has desayunado, pide mucho y mucho, ¿okey? Pagaré por todo.

Satou-san me dice que no me detenga con una sonrisa. Y justo como ella dijo, pedí un bollo americano y un café con leche, y las dos, cerca del centro de la tienda, nos sentamos en una pequeña mesa para dos.

—Entonces, ¿cuál es la consulta que querías hacerme?

Una consulta para que ella llegara tan lejos como para comprarme una comida, me pregunto si va a ser una petición importante. Corregiendo un poco mi postura, me incliné con mis oídos.

—Hmm, sí. La cosa es que, veras…..La verdad es que pronto tendré una cita.

Satou dijo eso, entonces lo interrumpió con eso.

—¿Una cita…..?

Aunque me sorprendí, suprimí mi tensión y le pregunté.

—Así es.

Mientras se sonrojaba, Satou-san asintió dos o tres veces hacia mí. Sentí una mala premonición, como era de esperar. Y su compañero, si no estoy malinterpretando esto, lo es.

—¿Con quién?

Parece que Satou-san ha estado esperando que le pregunte eso.

—Es Ayanokouji-kun, ves. Es una sorpresa, ¿no?

Satou-san murmuró eso, aparentemente tímida pero feliz. De repente, sentí un sonido leve en mis oídos, pero fingí estar tranquila.

Tomando el bollo que acababa de recibir en mis manos, mordí un bocado más grande de lo habitual. Un fragmento se rompió y cayó sobre la bandeja. Luego me eché el café con leche en la boca, la cual se había secado.

—Así que Satou-san apunta a Ayanokouji-kun. Eso es una sorpresa~

Por supuesto, me había dado cuenta de que Satou se había enamorado de Kiyotaka. Pero, ya que nunca me ha consultado directamente antes, responder de esa forma como si eso fuera lo más seguro.

—¿Verdad? También estoy un poco sorprendida por mí mismo. Pero, durante el festival deportivo, hubo un relevo, ¿no? Mirando su figura de corredor, mi corazón latía como loco. sabes?

Satou-san hablaba con tanta emoción que sentí vergüenza al escucharla.

Esa figura suya era la de una’ Doncella enamorada’.

—Pero, ¿no le falta presencia? Si es Satou-san, debería haber otros chicos más adecuados para ti. Como, Tsukasaki-kun de la otra clase, ¿qué tal él?

Incluso a través de nuestro año escolar, fue aclamado por un período de tiempo como un tipo considerablemente guapo.

Ha sido un tema candente últimamente, ¿qué tal él? Se lo recomendé así.

—Eso no es bueno. Parece que sólo hace un tiempo, ha empezado a salir con un estudiante de último año que asiste al mismo club que él.

Ya veo. Así que ya ha sido secuestrado, por eso no he oído rumores sobre él. Incluso un ídolo popular en la televisión, masculino y femenino por igual, tan pronto como se encuentran un novio/a, su popularidad cae en picada.

—Así que así son las cosas. Entonces, ¿qué tal Satonaka-kun? Debería estar libre incluso ahora, ¿verdad?

—Sí, creo que es genial pero… algo no me convence.

A pesar de que sugerí a varios otros chicos populares, Satou-san no mostró ningún signo de estar emocionada. Parece que Satou-san no está juzgando a Kiyotaka sólo por su aspecto exterior. En realidad, a este paso es casi como si dijera que la apariencia exterior de Kiyotaka es inferior a la de Doujou-kun o Satonaka-kun…….. ahora mismo no destaca mucho, pero si se compite sólo por la apariencia exterior, sin duda Kiyotaka es de primera clase.

En otras palabras, Satou-san, que se ha enamorado, se ha dado cuenta de ese echo…..para chicos y chicas similares, el aspecto exterior de su pareja es su estatus. Voy a salir con un chico tan genial, voy a salir con una chica tan guapa, sólo con eso solo la evaluación personal de uno también aumentará. Así como había ganado más de lo que me había imaginado al salir con Hirata-kun. En este momento, si Satou saliera con Kiyotaka, la evaluación de Satou también podría aumentar.

Si Kiyotaka demuestra su talento y empieza a destacar, entonces en sí mismo haría que su valoración fuera aún más alta que la de Hirata-kun. Kiyotaka ha estado recibiendo más atención desde el relevo, pero la situación actual es que no está recibiendo la atención de tantas chicas como se esperaba. La expresión de que normalmente tiene una actitud tranquila y habla sólo con Horikita, esos factores no tienen nada que ver con el auge de las chicas.

Después, como Ike-kun y Yamauchi-kun, y Sudou-kun. Pasar el rato con amigos como los que son vistos en una luz extremadamente mala por las chicas es también una impresión negativa.

En cualquier caso, hasta ahora Satou-san no debería haber tenido tanto contacto con Kiyotaka. Pero a pesar de eso, enamorarse de él y todo eso después de un solo acto en el relevo, ¿no es un poco superficial? Conozco a Kiyotaka mucho más que ella. Su verdadera naturaleza, o más precisamente, su profunda y oscura naturaleza. Satou-san no debería tener ni idea de eso.

Ahh, mou. ¡Esto está mal, esto está mal! Eso no tiene nada que ver con esto. No tengo ninguna razón para hablar mal de Satou-san, y estoy en una posición en la que tengo que animarla.

¿Por qué? Porque soy la novia de Hirata Yousuke. Porque no tengo ninguna razón para interferir con el romance de otra persona. Por eso, como novia de Hirata-kun, yo, como líder de la clase D, me sumergí en la vida de Satou-san.

—Escuchar esto puede parecer un poco así, pero, ¿vas en serio con el?

Si no supiera la identidad de Kiyotaka, indudablemente habría preguntado algo así.

—… sí.

En respuesta a esa pregunta, Satou-san respondió sin vacilar, asintiendo con la cabeza. Parece que ha endurecido su determinación, y Satou-san no se acercaba a Kiyotaka como una broma. Tal cosa, aunque ya me había dado cuenta hace mucho tiempo.

—¿No es bueno que hayas encontrado a alguien que te guste? Y además, ahora mismo Ayanokouji-kun debería ser libre también.

—Así es, por eso pensé que esta podría ser mi oportunidad. Si alguna otra chica también se enamora de Ayanokouji-kun entonces…… estaba pensando así y me apresure.

Si uno consulta a un amigo o a un mejor amigo sobre el romance, hay cincuenta mil episodios en este mundo de tener al chico que le gusta ser robado. No es extraño que Satou esté siendo cautelosa con eso. En cuanto a mí que tengo un novio que está compitiendo por el 1er o 2do lugar en nuestro año escolar, habría evaluado el riesgo de que eso suceda siendo lo más bajo posible.

Pero aun así, pensar que incluso llegaría a una fecha durante las vacaciones de invierno, esto estaba más allá de mis expectativas. Ese Kiyotaka, a pesar de que no parecía interesado en Satou-san, a pesar de que el incidente en la azotea ocurrió, aceptó salir con ella. La bolsa de papel que contenía las pajitas, inconscientemente terminé destrozándola.

—¿Podría ser que la consulta, tiene algo que ver con esa cita?

Al oír eso, los ojos de Satou se iluminaron y ella asintió. Desde hace un tiempo, ha sido demasiado deslumbrante.

—Sí. Ya sabes, ¿como el secreto para que una cita sea un éxito? Me preguntaba cómo debería hacerlo. Cómo acabaste saliendo con Hirata-kun, quiero que me digas varias cosas al respecto.

En la clase D, los únicos que han anunciado claramente su relación somos Yousuke-kun y yo. Incluso si ella buscó ayuda de sus amigas en las otras clases, Kiyotaka, o más bien Ayanokouji, ¿quién es ese? Algo así es lo máximo que podría pasar. En otras palabras, que Satou-san confiara en mí también es algo que no se podía evitar.

—Karuizawa-san, empezaste a salir con Hirata-kun poco después de inscribirte, ¿no?

—Sí. Supongo que si. No es nada especial.

—Es algo especial. Es realmente increíble, ¡realmente te respeto por eso!

Decir eso, Satou-san, casi como si me envolvieran con las dos manos, las agarro.

—¡Por esa misma habilidad, por favor instrúyeme en ella!

—Aunque no es algo que se pueda llamar una habilidad……

En primer lugar, no puedo responder a ninguna de las peticiones de Satou-san. El yo que escapó de la fea intimidación de mi período de la escuela media se le acercó, habiendo resuelto cambiar del lado intimidado al lado donde yo no sería intimidada. Recordando eso, tuve mucha suerte.

También fue un acto que surgió de la determinación de que Yousuke-kun no era esa clase de persona, pero realmente fue una apuesta arriesgada. Si, cuando le pedí que me dejara asumir el papel de falsa novia, y si me hubiera rechazado, el resultado hubiera sido algo diferente de lo que es ahora. Y no sólo rechazandome duramente, podría haber expuesto mi pasado intimidante a todo el mundo. Yousuke-kun es alguien que atesora la armonía desde el fondo de su corazón, y es el tipo de persona que la convierte en un ideal.

Sintiéndose como si pudiera salvarme fingiendo ser mi novio, lo aceptó gustoso. Por eso lo acepté, y elegí ser protegido bajo ese paraguas de paz. La novia de Yousuke-kun, que es el centro de la clase. Ese título era mucho más efectivo de lo que había imaginado. Al principio, hubo envidia y rencores de las chicas de la clase, pero eso también desapareció pronto.

Recordando lo que me hicieron, tomé una actitud de alta presión hacia varios estudiantes. Incluso en las compras, molestando por pequeños cambios, cosas así los rastreé a todos.

Así que pude hacer mío el trono del líder de las chicas de la clase D.

Pero, el yo que creó un estatus falso, claramente tiene cosas que puedo hacer y cosas que no puedo hacer. Por eso, aunque Satou me pida una leccion romántica, no hay nada que pueda hacer para responder.

Para alguien sin experiencia en romance, no hay forma de que conozca las técnicas del romance. Desde que estábamos saliendo, para hacer el hecho de que estamos “saliendo” del conocimiento común, fuimos repetidamente en citas simuladas, pero mi corazón no estaba allí.

Por eso ahora no sé lo que está bien y lo que está mal. Pero no quiero traicionar las expectativas de Satou-san. No quiero que piense que soy una recién llegado al romance. Si hubiera sido yo hace un tiempo, probablemente habría mostrado audazmente el conocimiento que escuché en las revistas o en la televisión. Casi como si se tratara de una cita que había vivido, habría podido hablar de ello en voz alta sustituyéndola por la mía.

Pero, ahora está cambiando gradualmente. Hacia Satou-san, hacia alguien que ha confiado en mí, no quiero hacer declaraciones al azar como ésa. Recientemente, me había cansado del yo que había estado actuando con torpeza y arrogancia, por un momento quise hablar de algo verdadero. Pero no puedo decir ni una palabra sobre eso. En esta escuela, tengo que seguir siendo la novia de Yousuke-kun y actuar con audacia. Por eso tengo que seguir diciendo mentiras que no quiero contar.

¿Lo digo en serio?

Ahora mismo, ¿la existencia de Yousuke-kun sigue siendo realmente necesaria para mí?

En un momento como este, pensamientos innecesarios como ese flotaban en mi mente. Los únicos elementos peligrosos para mí en este momento, el grupo de Manabe y Ryuuen, han sido eliminados gracias a la estrategia de Kiyotaka (?). En otras palabras, la historia de la intimidación no saldrá a la luz más adelante. Y además, a partir de ahora, incluso si algo ocurriera, Kiyotaka vendrá a salvarme, yo también tengo esa sensación de seguridad.

El hecho de que yo sea la novia de Yousuke-kun es un montón de privilegios, pero si retiro eso, me pregunto si existe la posibilidad de que me roben mi estatus en esta escuela. Por supuesto, si se convierte en una cuestión de haber sido abandonado por Yousuke-kun más o menos que podría ser algo tonto, pero siento que depender de los 2 hablando de ello, va a salir bien.

Si eso sucede, las cosas se aclararán para mí y me volveré libre. Y si me vuelvo libre, finalmente podré perseguir mi verdadero amor. En otras palabras, no puedo permitirme el lujo de pensar tales cosas ahora. Porque Satou-san frente a mí espera una buena respuesta de mi parte mientras espera. Puedo contemplar el significado de seguir saliendo con Yousuke-kun más tarde.

Los pensamientos innecesarios que me han perturbado innumerables veces, esta vez, los arrinconaré en una esquina.

—Después de oírte decir lo que yo pensaba, en lugar de ir a una cita a prueba, Satou quiere tener una cita de verdad con Ayanokouji-kun con la intención de salir con él, ¿no?

—Sí.

En otras palabras, una cita para seducir a Kiyotaka.

—¿Qué debo hacer para que salga bien?

—¡Veamos!…..

Pensemos seriamente. Una forma de que Satou-san saliera con Kiyotaka… umm, ese tipo, me pregunto qué hay que hacer para seducirlo.

Es una existencia claramente dividida de otros hombres. Me pregunto si le interesará el romance común y corriente……….. o quizás, sorprendentemente, podría ser el tipo de hombre que anhela ese tipo de romance común y corriente…

Puesto que puede ser tomada de cualquier manera, hacer un juicio sobre esto es una tarea difícil. Mientras esas preguntas surgieron y desaparecieron repetidamente en mí, Satou-san sacó un teléfono.

—¿Me pregunto si estaba siendo demasiado imprecisa? Como soy una aficionada en esto, me gustaría pensar en un plan de cita. Por favor ayúdame con la decisión”.

Y mientras baja la cabeza, me muestra el plan de citas que aparece en la pantalla de notas del teléfono.

 

Encontrarse a las 12 en punto -> Almuerzo -> Cine -> Compras -> Confesión debajo del Árbol Legendario -> Regalo.

Parece abrumadoramente simple, pero fue escrito así. En primer lugar, intercepté lo que más me preocupaba de todo lo demás.

—Espera un minuto. ¿Planeas confesarte con él en la primera cita?.

—Estaba pensando en ir con toda la intención de golpear y romper… sólo si ese día tengo el valor necesario.

Mientras pensaba que ella debía profundizar poco a poco su relación con él, ella entró en una batalla decisiva a corto plazo que estaba más allá de mis expectativas.

—¿No vas demasiado rápido? Creo que no es demasiado tarde si lo haces después de dos o tres citas. También podrías darte cuenta de algunos aspectos desagradables sobre tu pareja”.

Por supuesto, las chicas con experiencias románticas a veces también parecen tomar decisiones en el acto. Pero Satou-san, en lo que respecta al romance, parece estar más cerca de un principiante, creo que es mejor para ella tomarlo con calma.

Pero, no hay mucha credibilidad en eso viniendo de una compañera principiante como yo……… Pero parece que ella se apresura con el resultado, o más bien me pareció que ella estaba priorizando su encanto.

Podría ser, Satou-san podría querer hacer debutar como su novia en el tercer semestre.

—Y además, ¿qué significa esto debajo del árbol legendario? Por casualidad, ¿es uno de esos que si juras tu amor estarás destinado para siempre estar juntos?

Me pregunto si en esta escuela existe un árbol con tanta leyenda urbana. Incluso si existe tal poder misterioso, en estos días y épocas en que uno no puede ver su futuro, no se puede decir que estas garantizado a estar unido durante 10 años o 20 años sea sólo una cosa buena.

Si resulta que el hombre con quien te has casado es inútil hasta el punto de querer divorciarte de él, ser forzado a casarse con él de por vida parece más bien una maldición.

—Aunque no parece que sea tan famoso, lo encontré mientras miraba el tablón de anuncios de la escuela. Que, si confiesas delante de ese árbol, definitivamente tendrás éxito. Y lo que es más, hay muchos informes como ese.

Heh…..No sabía nada de eso. Como también me he interesado en eso, lo investigaré.

Y cuando lo hice, parece que realmente existe, en el tablón de anuncios de la sala de chat de la escuela, hubo varios casos en los que una confesión salio bien que se escribieron allí. Parece que cuando se fundó esta escuela por primera vez, un pez gordo la donó y fue trasplantada aquí. Parece que la edad de ese árbol supera los 8 años.

—Hablando de eso, había varios árboles excelentes como esos que no estaban allí…….

Normalmente ni siquiera estaría consciente de tal árbol. La hora de la confesión tiene que ser por la tarde antes de que se ponga el sol. Desde las 4 hasta las 5 de la tarde. En ese momento, la condición es que nadie más debe estar cerca. Si esa condición se cumple, parece que la confesión tiene un 99% de posibilidades de éxito.

Pero la parte del 99% suena muy sospechoso.

—Pero, aun así, ¿no es bastante difícil? El momento oportuno de esta confesión.

—Así es, supongo. Dicen que, si en el momento de la confesión hay alguien que no tenga nada que ver, las cosas no irán bien.

En este período de tiempo, la presencia de personas es bastante intensa, por lo que el tiempo parece difícil. Además de eso, tampoco sería extraño que otros niños y niñas trataran de ejecutar esta leyenda.

Uno tendría que conectar bien la conversación, y guiarla para que sólo queden ustedes dos. Naturalmente, algo como esto es sólo una superstición, y lo considero una superstición. Pero si se trata de hacer una confesión de una vez en la vida exitosa, es como agarrarse a las pajitas. Yo también, si se trata de victoria o derrota, querría aumentar mis posibilidades, aunque sólo sea un 1%.

—Hey umm, ¿cuál es tu razón para enamorarte de Ayanokouji-kun?

—¿Ehh? ¿Por qué lo preguntas?

—No, lo siento. Es porque no sé nada de Ayanokouji-kun. Quería tener una imagen de él. De qué parte de él te enamoraste, algo así. Sabes, si lo escucho, tal vez sea útil para mi consejo sobre tu plan de citas, ¿no?

Mientras le preguntaba eso, Satou-san susurra mientras esconde sus mejillas entre las manos, luciendo tímida.

—Primero que nada, ¿no es genial? Normalmente es tranquilo y maduro. Y además, corre muy rápido………. y en las pruebas también, estaba por encima de mí, así que no es como si fuera un idiota…… ya sabes, naturalmente creo que Hirata-kun es mejor que eso, pero los otros chicos son en su mayoría niños.

Probablemente está hablando de Ike-kun y Yamauchi-kun y los otros. En cuanto a ese punto, también estoy convencida. Hasta el punto de que no puedo creer que tengamos la misma edad. La mayoría de nuestros compañeros son como niños. Es por eso que en este período, una gran mayoría de las chicas se desilusionan con sus compañeros de clase y corren hacia sus mayores.

—Las cosas que estoy diciendo ahora mismo, mantenlo en secreto de las otras chicas, ¿de acuerdo? Será malo si también se dan cuenta de lo bueno que es Ayanokouji-kun. Además, también seria lamentable si los rumores de que no estoy acostumbrado a los hombres se esparcieran por ahí.

—Pero, ¿está bien consultarme?

—Karuizawa es la novia de Hirata-kun, así que eso me da tranquilidad.

Parece que la existencia de Hirata-kun es enorme. Satou-san confía en mí. No se siente muy mal que ella esté confiando en mí hasta este punto… pero de todas las cosas, ¿por qué tiene que ser de Kiyotaka?

Si esto fuera por otro chico, podría haberla apoyado con mis sentimientos sinceros. No habría sentido esto dentro de mi corazón. ¿Esto es lo que llaman destino?

—Hah……..

Terminó suspirando de repente. Distinto al de la mañana, uno pesado. Pero al oír eso, la cara de Satou-san se puso tenebrosa cuando la miré.

—Como pensé, no te estoy molestando, ¿verdad?

—No, lo siento. Ese suspiro no significaba nada de eso. En serio.

Entré en pánico y lo negué, pero dentro de mi corazón, había estado llevando ese tono todo el tiempo……… no es como si estuviera enamorado de Kiyotaka ni nada parecido. Es sólo que, como debería decirlo, tengo una relación especial con él. Pase lo que pase, eso siempre tendrá prioridad. Pero ahora mismo necesito cambiar mis pensamientos y actuar por el bien de Satou. Me respondo así a mí misma muchas veces.

—Entonces, revisemos un poco el plan de citas, ¿sí? Si van a almorzar juntos, sería mejor que lo hicieran después de ver la película. Si las cosas se ponen incómodas, siempre puedes hablar de la película de esa manera.

—Umm, déjame poner el plan que Karuizawa-san ideó.

Diciendo eso honestamente, Satou saco su teléfono.

La película probablemente ya está reservada, pero por el bien de la fluidez es mejor si lo hace. Ver una película inmediatamente después de comer puede causarte problemas si una situación imprevista surge. Y también te hará sentir somnoliento, así que eso es un “NADA BUENO”.

Accedí a la pagina del cine.

—¿Y? ¿Cuándo va a tener lugar la cita tan importante?

En primer lugar, tengo que comprobar si se puede o no cambiar la hora, si no empiezo confirmando eso, nada va a empezar.

—Pasado mañana.

—Ya veo, eso está bien………. espera, ¡pasado mañana es el 25!

Casi me levanto sin pensar. Entré en pánico y bajé las caderas levantadas de vuelta a la silla.

—Jejeje

¡No, no me des un “jejeje”!

El 25 de diciembre. Es el día más precioso para hombres y mujeres durante todo el año. Ese Kiyotaka, dando el visto bueno para una cita el 25, ¿qué demonios está pensando?

Normalmente se supone que es el tiempo que los amantes pasan juntos para profundizar aún más en sus relaciones, y un día para confirmar su amor. No es adecuado para empezar una relación. No es normal usar ese día para una cita. Debería haber declinado suavemente y haber movido la fecha al 26.

Si esto se hubiera invertido, no hay duda de que habría provocado mucho disgusto.

Un chico que sólo quiere hacer cosas lascivas, esa etiqueta debería estar pegada a él. Me interpuse ferozmente así en mis pensamientos.

—Fu, fu.

—¿Qué pasa, Karuizawa-san?.

—No, nada. No te preocupes por eso.

¿Por qué me estoy enojando por mi cuenta? Para alguien que no tiene nada que ver con esto, como yo, no importa el día que los dos decidan tener su cita, es irrelevante. Las partes interesadas son libres de decidir. Debería entenderlo. Ah mou, desde hace un tiempo, ¿qué está pasando conmigo?

Me enojé violentamente, hacia mis propios pensamientos. Les di a esos pensamientos equivocados una doble bofetada en la cara y los sellé a la fuerza.

—El día 25…………. supongo que es mejor que el día de mañana en Nochebuena.

El cine, también, parece como si fuera a estar abrumadoramente lleno en la víspera. Probablemente pasarán todo el día juntos después de ver la película.

A pesar de que muchas parejas lo utilizan, mirándolo en términos de toda la escuela, sólo del 10% al 20% serían parejas. Mientras a uno no le importe el tiempo y la posición de sus asientos, es posible que haga tantas rondas como quiera.

—Acerca de la película, la ves desde las 11:50 y terminará alrededor de las 13:30. Así que antes de las 2:00 p. m. almuerzan y alrededor de las 3:00 p. m. salen de la tienda. Después de eso, ajustas el tiempo tú mismo y después de las cuatro te confiesas. ¿Algo así?

El resultado de ajustar aproximadamente el tiempo, esto es probablemente lo mejor.

Satou-san, también, no parece tener ninguna objeción y ella asintió satisfactoriamente.

—Después de eso, creo que también es mejor que reserves tu almuerzo. Probablemente quieras sentarte cerca de las ventanas, ¿verdad?

Descartando la hora del almuerzo, sin ningún problema se puede hacer.

—Y también, si reservas tus órdenes con anticipación, también te preparan cosas que no están en el menú.

—Así que así es como es, no sabía nada de eso… como se esperaba de Karuizawa.

Si es pasado mañana, ese lugar también tendrá buen alojamiento. Bueno, la verdad es que es genial si el chico piensa en todas estas cosas. Esta vez, es una etapa por el bien de la confesión de Satou, así que esto también está bien.

Es sólo que no sé si fue la respuesta correcta o no. Suena patético cuando lo repito, pero nunca he salido en una cita de verdad……..

Parte 2

Recibí esa consulta de Satou-san, y de regreso del café. Las dos, mientras charlábamos, nos dirigimos al dormitorio.

—Esta mañana se ha amontonado un poco, pero parece que a partir de mañana nevará aún más.

Recibiendo esas palabras de Satou-san, miré alrededor del paisaje que me rodeaba. Aunque había empezado a derretirse un poco, todavía quedaban restos de nieve esparcidos por ahí. Si esto continúa, podría estar nevando todo el año.

Ah, así que es nieve. Hablando de eso, fue hace dos años. Fingí que algo de nieve fangosa era chocolate kakigori y lo rellené en mi boca. Recuerdo con nostalgia esos viejos recuerdos, lo recordé. Por alguna razón, sentí que era algo de hace mucho tiempo.

—Me pregunto por qué era tan agradable hacer algo así.

—¿Ehh?

—Lo siento, lo siento. Estaba hablando conmigo misma. Lo siento por eso.

Tal vez sea porque los acontecimientos de ayer ocurrieron, pero siempre acabo recordándolo. Y al igual que yo, la expresión de Satou-san se transformó en una expresión un poco dura. Pensé que era porque había estado hablando conmigo mismo, pero no parecía ser el caso.

—La cosa es que no pude decírtelo antes, pero hay una cosa más que quiero preguntarte.

—Ya has empezado. Así que no dudes en consultarme.

Me golpeé el pecho con un ‘don’ y le contesté así.

—Gracias, Karuizawa-san. Umm, bueno, estoy feliz de tener una cita pero……

Quizás está guardando algunas ansiedades hacia su importante cita, pero Satou-san continuó.

—La verdad es que esta es la primera cita que he tenido en mi vida…. así que, no sé qué debería hacer.

—¿Nunca has salido con otro chico antes?

Satou-san que parecía avergonzada. Bueno, por la fluidez de nuestra conversación, tuve la sensación de que era el caso, pero……

Pensaba que una chica moderna y que esta a la moda como Satou lo habría hecho antes, así que fue sorprendente.

—Sólo lo digo porque eres tú, Karuizawa, ¿vale? Pronto seré un estudiante de 2º año de secundaria y si todavía no he ido a una cita, si le dijera a alguien más definitivamente se burlaría de mí. Que soy demasiado lenta. Como era de esperar, Karuizawa también lo cree así, ¿verdad?

—Supongo que sí. Eres un poco lenta. Pero, ¿no significa que no has encontrado a alguien que realmente te haya gustado? También puede significar que te estás atesorando a ti mismo.

—Me hace feliz que digas eso.

Mientras la engañaba de esa manera, seguí pero no por Satou-san, sino por mí misma.

—¿Y lo ves? Creo que estaría demasiado nerviosa y no sería capaz de manejar las cosas apropiadamente. Es por eso que incluir a Karuizawa y Hirata-kun……estaba pensando si pudiéramos tener una cita doble. Para asegurarnos de que las cosas vayan bien conmigo y Ayanokouji-kun, ¡quiero que me ayudes!.

Me lo pidió así. Incapaz de comprender el contenido de la propuesta, por un momento me sentí confundida.

—¿Una cita doble? ¿A-ayuda?

—Debería haber dicho esto antes, ¿no? Es después de tener varias reservas al respecto.

Satou-san, que se disculpa con una expresión de pesar. Reservas como esa terminan a los pocos minutos, así que no es un gran problema. Lo importante es, para mí, en otras palabras, una existencia sin experiencia romántica, ella está pidiendo el papel de Cupido enamorado. Me pregunto si algo tan absurdo como esto podría ser posible.

—¿Es… imposible?

—Eso es….

Sin duda, debería rechazarlo. Con el poco conocimiento que tengo, los errores quedarán expuestos. Ahh, pero, dado que esta es también su primera cita para Satou, tal vez pueda engañarla? ¿Debería ir formal aquí y aceptar amablemente?

—Como pensaba, prefieres pasar la Navidad a solas con Hirata-kun, ¿no?

—¿Ehh?

Mientras me preocupaba sobre qué hacer, Satou volvió a poner una cara de ansiedad. Ya veo. Si son enamorados ordinarios, muchos de ellos pasarían mañana y pasado mañana juntos. Si hubiera sido la yo de siempre, habría podido discernir bien ese hecho, pero mi cabeza estaba llena de pensamientos sobre la ceremonia de clausura.

—Como Karuizawa-san y Hirata-kun, también quiero que seamos una pareja ideal.

Mirándolo desde la perspectiva de Satou-san, que cree que estoy navegando tranquilamente por la vida escolar, este tipo de petición no es extraño ni distorsionada. Pero mi corazón se molestó. No tiene nada que ver con Kiyotaka. No es como si nunca me hubiera gustado Yousuke-kun. Y no es como si realmente fuéramos a salir. Una pareja falsa.

Pero, mientras sigamos siendo una pareja falsa. Ni Yousuke-kun ni yo podremos encontrar el verdadero amor.

Ese hecho me molestó. Kiyotaka también, nunca me verá como alguien del sexo opuesto. Y además, me pregunto si alguien que miente como yo podría ayudar a Satou.

—Ese tipo de cosas es, un poco…….

Después de pensarlo, pensé en negarme, pero decidí mantener mi posición. Desde hace un tiempo atrás, la existencia de Kiyotaka que periódicamente pasa por mi cabeza. Si esto sigue sucediendo, no puede ser bueno para mi corazón.

Si es así, tengo que hacerlo para que eso no suceda más. Por ejemplo, sí. Si junto a Satou-san y Kiyotaka, si lo hago, no habrá más posibilidades de que mi corazón sea robado por Kiyotaka.

—Déjamelo a mí. Haré algo al respecto.

—¿De verdad? ¡Karuizawa-san!

Felizmente cogiendo mi mano, Satou-san salta de un lado a otro……………. Así que le gusta tanto Kiyotaka. Si ese es el caso, hacia ese primer amor, necesito animarla de verdad. Raspando la nieve derretida con la palma de mi mano, la empujé contra mi frente.

Reflexiona, Reflexiona.

Y así de fácil, el calor que sentia en mi cabeza se enfrio. Si he decidido animarla de verdad, al menos me aseguraré de que la cita doble salga bien. La yo de ahora mismo no es la misma de la secundaria. Ya no soy el yo que perdió 3 años y se aferro a la desesperación. Y finalmente, no soy yo después de que me haya matriculado en esta escuela. Usar una actitud de alta presión para hacer contacto con mis compañeros no es una gran cosa. Al no ser capaz de protegerme a mí mismo por ningún otro medio, no puedo terminar de la misma manera que esos de la secundaria.

Si ella está reprimiendo su propia vergüenza para pedir mi cooperación, necesito enfrentarme a ella seriamente, de lo contrario no seré capaz de llamarme una verdadera amiga para ella. Pero si se convierte en una doble cita, surgirán varias cuestiones. Ahora mismo el problema es si Yousuke-kun está libre o no. Tengo que confirmarlo rápidamente después. En Navidad, se había decidido que no nos encontraríamos. Desde que el hecho de que éramos una pareja había superado incluso nuestro año escolar en convertirse en un rumor, ya no era necesario atraer a nuestro entorno aún más acerca de nuestra unión.

Para no perder el tiempo de los demás, habíamos decidido pasar lentamente nuestra Navidad.

Si alguien preguntaba por casualidad, íbamos a una cita en nuestras habitaciones, no habría ningún problema si yo respondiera así. Incluso si alguien me viera afuera solo, simplemente puedo decir que estábamos planeando reunirnos por la noche para terminar la historia. Por eso Yousuke-kun puede que ya haya planeado su propio horario.

—Umm oye, me gustaría decirle a Ayanokouji-kun que coincidentemente nos encontramos con Karuizawa-san y los demás.

Mientras repasaba varios planos dentro de mi cabeza, me pidio eso adicionalmente.

—Entonces, ¿estás en contra de que sea una cita doble desde el principio?

—De alguna manera, supongo. ¿No es bueno?

—Ah…, umm…

Por supuesto que no es como si no fuera bueno. Si eso es lo que Satou-san espera, también está bien. Pero después de pensarlo un poco, inmediatamente llegué a mi conclusión.

—No hagamos eso. Sería mejor decirle honestamente que te gustaría tener una cita doble.

—Si es asi, entonces. Me pregunto si no le desagradara eso.

Parece que Satou-san ha evaluado eso después de oírlo, Kiyotaka podría no gustarle.

—¿Si descubre más tarde que fue planeada, es más probable que eso haga que no le guste?

—Ya veo…

—Satou-san es quien decide eso.

Se lo dije por si acaso. ¡Hagamos esto! No puedo forzarla así.

Satou-san parece preocupada, pero si me preguntas, es un error. No hay forma de que Kiyotaka no note la estrategia que establecimos. No sé en qué etapa se dará cuenta, pero tarde o temprano se dará cuenta de que todo fue arreglado. Pero estoy resaltando eso fuertemente porque naturalmente ahora mismo, no dará lugar a nada más que una sensación de incomodidad.

¿Detengámonos porque Kiyotaka es sorprendentemente perspicaz? Decirlo así sería claramente antinatural. Kiyotaka y yo no tenemos ninguna conexión entre nosotros. Eso es lo que reconocen todos los demás, incluidos nuestros compañeros de clase.

Pero por eso no puedo decir que la cita doble es algo malo. Porque no tengo ese conocimiento.

Si despues termino mirando y descubro que’ Una cita doble es ideal para principiantes’ escrito en un artículo, también me sentiria responsable. La respuesta correcta sería que Satou-san tomara la decision.

—En ese día, ¿te gustaría encontrarte con nosotros por casualidad?

—Sí, eso esta bien.

La dirección por la que estaba yendo no llegó a ella, ya que Satou-san esperaba una estrategia para ocultar la doble cita.

—Si Satou está de acuerdo con eso, no me importa.

Por esa razon honestamente lo dije. Todo lo que queda ahora es asegurarse de que no se entere de que estamos cooperando. Ya que he llegado a esto, también podría probar hasta dónde puedo engañar a ese Kiyotaka.

—Ahh, si Hirata-kun rechaza la cita doble, entonces lo siento.

Decir eso firmemente con anticipación, habíamos llegado al dormitorio.

Parte 3

Cuando volví a mi habitación me recosté en la cama, agarré el teléfono y miré al techo. Justo antes de regresar a mi habitación, dentro de mí, una ansiedad diferente se estaba extendiendo. La consulta de Satou-san. El hecho de que ella ama a Kiyotaka. La historia de querer que le eche una mano para que se conviertan en pareja. Al mismo tiempo que sentía una extraña irritación, no pude evitar sentirme agitada. Si este caso fuera un simple romance, habría sido más fácil para mí.

Había reunido toda la sabiduría que tenía en mí, y creo que conseguí respaldar a Satou-san. Pero más que nada, lo que me da curiosidad no es el aspecto romántico. ¿Kiyotaka va a tener una cita con Satou por interés en el sexo opuesto? Ese tipo de cosas. ¿Y si esto no tiene un “objetivo romántico“? Entonces eso podría convertirse en un gran problema.

Siento que estoy pensando demasiado en esto, pero no lo sé. En cualquier caso, su pareja será Kiyotaka. No entiendo exactamente en qué está pensando realmente ese Kiyotaka. ¿Qué pasa si no está interesado en esta cita como miembro del sexo opuesto, sino que quiere saber más sobre Satou-san en persona? Una cita para determinar si es o no una estudiante utilizable. Me lo imaginaba.

Al igual que él se puso en contacto conmigo, el hecho de que Satou-san pudiera acabar siendo la clave para suavizar la vida escolar de Kiyotaka, una parte de mí estaba aterrorizada por ello. Si la mirada de Kiyotaka cae sobre ella, me preguntaba si acabaría amenazando mi existencia. Dependiendo de las circunstancias, Kiyotaka, que hasta ahora había estado actuando como mi escudo, ya no lo sería. Presioné el icono de llamada y saqué el teclado. Luego escribí manualmente un número de 11 dígitos.

—Ni siquiera he memorizado mi propio número y aún así……

Antes de que me diera cuenta, el número de contacto de Kiyotaka estaba grabado en mi cabeza. Ahora todo lo que tengo que hacer es volver a tocar el icono de llamada y la llamada se conectará. Aunque lo llamara, ¿qué planeo preguntar? Me lo pregunté a mí misma.

¿Realmente pensabas que Satou-san sería más fácil de usar que yo? ¿Algo así?

—¿Qué es eso? Eso es una estupidez…

Antes de empezar a interrogarlo, es casi como si quisiera que me usara. Ese no es el caso. Es sólo… Quería protegerme. Usando el escudo conocido como Kiyotaka, sólo quiero seguir viviendo mientras protejo mi estatus en esta escuela. Así es, obviamente es así.

—¿Por qué no lo escucho directamente de él?

Pensando eso, puse fuerza en el pulgar de mi mano izquierda. Pero, flotando a una distancia en la que casi se está tocando y aún no lo está, mi pulgar no se mueve en absoluto. Al final, no pude tocar el icono de llamada.

—Hah. Soy como una idiota.

¿Por qué tengo que preguntarle algo como: “¿Terminaste de usarme?” a mí mismo.

Y justo después de eso, mi teléfono vibro.

—¿¡Uwa!?

En la pantalla se mostraba el número de 11 dígitos que había escrito anteriormente. Pensé que había pulsado erróneamente el icono de llamada, pero no fue así.

—¿Hola?

Entré en pánico y contesté la llamada.

—Tengo algo que me gustaría preguntarte.

Esa voz plana y letárgica me llegó a los oídos.

—¿De qué se trata? ¿Lo que querías preguntarme?

—¿Hay gente a tu alrededor ahora mismo?

—Ninguno. Estoy en mi habitación.

Pudo ser que se preocupara por si mi salud se deterioraba o no y me llamó por preocupación. Pero aun así, es demasiado tarde si sólo me llama por la noche. Aún así, mi corazón bailaba con esa ligera expectativa.

—Hay algo que quiero que Karuizawa investigue.

Pero esa expectativa mía fue aplastada en menos de un segundo.

—¿Qué hay con eso? Ya no dependerás de mí, dijiste algo así, ¿no? Aunque me advertiste deliberadamente que borrara tu número de contacto.

Puse esa queja (aunque no sé si tal expresión es real o no) en palabras. En primer lugar, desde los acontecimientos de ayer hasta hoy. ¿No tiene muchas cosas que decirme?

Algo como:”¿Cogiste un resfriado?”. Aunque no sean palabras de buen gusto como esas, al menos podría decir una palabra o algo así como “lo siento”. El hecho de que él estuviera moviendo los hilos para intimidarme, normalmente arruinaría el humor y si no hubiera sido por mi, podría incluso haber sido denunciado a la escuela. En cualquier forma que sea, al menos debería haber una disculpa. Y pensar que las primeras palabras de su boca fueron “Hay algo que quiero que investigues”.

Hola, Kiyotaka. ¿Entiendes tu posición? Ya no hay necesidad de que coopere más contigo, o más bien es mejor que te responsabilices y me protejas para siempre. Gratis.

Como me sentía frustrada por el asunto de Satou, pensé que me atrevería a decir algo así. Pero, esas palabras se quedaron atrapadas dentro de mi garganta y no salieron. Era porque tenía miedo de que si decía algo así, Kiyotaka me dejaría.

—¿Qué es lo que quieres que investigue?

—Se trata de Satou.

—¿sobre Satou-san?

En esta situación, de todas las cosas, para que se trate de Satou-san. Que tan lejos que llegarán mis alrededores para hacerme enojar.

Pero también está el asunto de la cita doble, no dije nada sobre el hecho de que hoy me encontre con Satou-san.

—¿Qué pasa con ella?

—Quiero saber con quién sale normalmente, cuál es su patrón de comportamiento. Para ser más preciso, agradecería saber de sus aficiones y preferencias. Por supuesto, si ya lo sabes, eso lo hace más rápido”.

No sé nada de eso. Susurré maliciosamente eso dentro de mi corazón.

—Desafortunadamente para ti, yo y Satou somos de diferentes grupos. Ese tipo de cosas está un poco lejos de mí.

—Distante, eh. Parece que incluso el centro de las chicas tiene muchas cosas que ella no sabe.

—Muu………….. estás diciendo cosas malas.

—Si no lo sabes, entonces por favor averigua. Preferiría un método que impidiera que Satou lo descubra.

—….. Bueno, si se lo pido a Shinohara, quizá pueda averiguarlo hasta cierto punto.

—Por favor, elije la opción que consideres ideal. Te dejaré el método a ti.

—Lo tengo, intentaré preguntar por ahí… al menos dime la razón.

—Por favor, envíame los detalles.

Parece que después de terminar su asunto, Kiyotaka estaba satisfecho con eso, después de decir su solicitud unilateral cortó la llamada. Nada respondió a mis preguntas.

—¿Qué pasa con él? Haciendo lo que le da la gana… No esperaba absolutamente nada de él.

Debería haber tosido una o dos veces cerca de sus oídos.

Mientras decía esas quejas, envié un mensaje a Shinohara-san. Aunque estoy siendo oprimida de esta manera, me sentía como para admiración a mí misma por mi fidelidad en seguir honestamente sus instrucciones.

Y mientras lo hacía, pude asegurar correctamente la información sobre Satou-san de Shinohara-san. Durante un tiempo, charlamos ociosamente mientras recogía información. Recopilando la información que había oído, la envié a la dirección de correo electrónico gratuita de Kiyotaka.

No recibí una respuesta como de costumbre, pero sin ningún problema, debería haber sido entregada. Como pensaba, ese tipo, Kiyotaka, ¿le interesa Satou? Es obvio que planea recopilar información antes de la fecha para poder llevarla a cabo de manera ventajosa. ¿Significa que si la cita sale bien, los dos empezarán a salir juntos? O significa……… es un acto que pretende convertir a Satou-san en un peón para que pueda usarla. Incluso cuando lo pensé una y otra vez, no hubo respuesta.

No había forma de que así fuera.

—¡Ahh mou! ¿Qué quiere ese tipo?

No podre dormir esta noche, parece que va a ser un día largo.