03 – The declining sun

Crepúsculo

Merlín: Luego de que el rey completó la construcción de Camelot y los asientos de la mesa redonda se llenaron, el rey dio la bienvenida a la Reina Guinevere.

A pesar de que ella sabía la verdad, Guinevere dio todo su apoyo al rey y cumplió su rol como la Reina.

Fue en ese tiempo cuando las historias acerca de la mesa redonda florecieron por todo el país.

En realidad, no importaba lo débil que había sido Gran Bretaña, Camelot siempre estaba lleno de sonrisas y esperanza.

Mientras la gente creía que era debido al prestigio del Rey Arturo.

Los caballeros tenían el orgullo de decir que era debido al esfuerzo de todos.

Incluso después de esto, el Rey era el único que observaba la realidad que todavía sufrían.

No hay una flor que florezca eternamente.

Incluso si la situación en Camelot era saludable.

Gran Bretaña estaba en camino hacia su caída.

 

Artoria: Entonces… ¿Dices que las razones detrás de la sequía y la pobreza no eran sólo los invasores?

Merlín: Desafortunadamente.

Es también debido a que esta isla está lejos del continente.

Pero, incluso con la continua desaparición de la magia en este planeta,

Esta isla sigue cubierta con el aire de la antigüedad.

Es por eso que los Pictos, dragones y Súcubos e Íncubos todavía existen.

Por último, los habitantes de Gran Bretaña también están incluidos en esa categoría.

Artoria: ¿Dices que la población también está incluida?

Merlín: No sólo los extranjeros son los invasores.

La tierra misma está cambiando.

La mala cosecha probablemente continuará hasta que ustedes perezcan.

Artoria: ¿Entonces deberíamos obtener y desarrollar nuevos modelos de vida?

¿Plantar semillas importadas, aceptar personas de diferente tipo de sangre, cambiar nuestra forma de vivir en esta isla?

Merlín: Lo que estoy diciendo es que esa es una manera de entre dos opciones.

Artoria: De cualquier forma… es necesario más tiempo.

Si hacemos el mantenimiento o si hacemos cambios,

Todo debe hacerse después de detener las invasiones de los extranjeros.

Merlín: ¿Cree que tiene una oportunidad de conseguir la victoria, Rey Arturo?

Artoria: Absolutamente.

“Preparen las velas, eliminaremos a todos los enemigos que se atrevan a poner sus pies sobre Gran Bretaña.”

[Track 02: In the morning]

Merlín: Fue la doceava batalla en la que el Rey Arturo luchó. La fase final se aproximaba.

Y así, empezó el viaje con su destino para dos caballeros.

No había un día sin un consejo de guerra.

Al igual que no había noche sin acampar.

El hecho de que ella estaba en la vanguardia era probablemente una manera de demostrar su determinación.

Por lo que para estar listo para una batalla, era necesario descartar a muchas personas.

La razón por la que fuimos a la batalla fue porque era necesario eliminar a todos nuestros enemigos.

Con el fin de proteger a todo el país, el agotamiento de un pequeño pueblo para preparar el armamento era una práctica común.

Artoria: Estas son medidas para lograr la victoria en la próxima batalla. ¡Quiero que me brinden su apoyo!

Probablemente no había otro caballero que hubiera matado más, que fuera más odiado que ella.

A pesar de eso, no hubo dudas en el establecimiento de un campo de batalla.

Cuando ella se sentó en el trono para descansar, cerró sus ojos llenos de tristeza.

Tienes que deshacerte de tus emociones humanas si quieres salvar a todos.

Ella protegió ese juramento con gran rigor.

Entonces, luego de innumerables victorias.

“El Rey Arturo no entiende los sentimientos de la gente.”

Fue lo que un caballero de la mesa redonda murmuró antes de dejar de servirle al Rey Arturo.

Después de eso, otros caballeros de alta reputación regresaron a sus tierras por su propia voluntad.

El rey aceptó eso, pensando que era algo inevitable.

Y les dio la administración de las tierras.

Si se quedaban en sus tierras, dependiendo de cómo se desarrollara la lucha contra los invasores, ellos podrían ser utilizados como señuelo.

Esa medida dejó a los caballeros aún más asustados.

Fue debido a aquel evento que el rey se vio aislado aún más.

Pero su corazón no cambió.

Después de un año que dejó Camelot.

El rey Arturo salió victorioso de una batalla que dividiría el destino con los extranjeros.

Fue el resultado natural.

Los caballeros estaban luchando para poder ver la luz del mañana.

Pero ella, ella luchaba para obtener la victoria usando todas las tácticas de guerra a su disposición.

Así es como un país al borde de la destrucción podría obtener un breve momento de paz.

…Contar lo que viene después, realmente es muy cansado.

Le dijo a un secretario, en el que supuestamente podía confiar, el secreto de la isla.

Este secretario aconsejó que debido a que la isla estaba perdiendo su magia necesitábamos buscar un milagro del mismo tamaño.

El rey aceptó esa idea.

Y el resto se convirtió en un mito, la búsqueda del santo grial de la mesa redonda.

Muchos caballeros se marcharon ansiosamente en busca del cáliz dorado del que hablaba el rey, pero siempre regresaban con las manos vacías.

Y luego, diez años después de que el Rey Arturo obtuviera el trono, en el último año.

Se descubrió la infidelidad de la Reina Guinevere con Sir Lancelot.

 

Lancelot – Una Historia de Caballeros

Lancelot: Cuando volvimos al castillo de mis dominios y llegamos a mis aposentos, el sueño alcanzó a la Reina.

En su mejilla quedaban las marcas de las lágrimas.

…Los otros caballeros no sabían cuánto admiraba a la Reina y apoyaba al Rey.

Traición. El corazón virginal de la Reina estaba manchado por recibir la infamia de la infidelidad.

Sin duda, ella seguía disculpándose con el rey incluso ahora en su sueños.

Me senté en la cama todavía con el yelmo y la armadura puestos.

Conociendo la situación en la que el rey se encontraba, yo todavía poseía la lealtad suficiente para permanecer con la armadura hasta el regreso de la expedición de Roma.

La noche fue larga.

Hasta que la Reina se despertó, reflexioné sobre lo que me había contado acerca de la vida del Rey.

Sólo había algunas personas que conocían su verdadera identidad.

Ella literalmente se envolvió a sí misma en hierro y selló esa verdad durante toda su vida.

Por supuesto, había gente que sospechaba acerca de la identidad del rey.

El Rey, dueño de la espada de la selección, nunca se lesionaba ni envejecía.

Esa espada sagrada tenía la protección de los espíritus del lago.

Le concedía al portador longevidad y juventud perpetua.

De hecho, el rey era invencible.

En consecuencia, nadie cuestionó la verdad sobre el rey.

Soy un caballero de otro país.

Un caballero francés sostiene el credo que dice que dejará su propio país para tomar la mano de la doncella que ama si está en peligro.

Por esa razón, experimenté un estigma, pero uno que me permitió ver la mesa redonda con ojos más claros.

“El rey no entiende los sentimientos de la gente.”

Después de decir eso, Sir Tristan dejó la mesa redonda.

La fatiga del rey se hizo más evidente.

La Reina estaba preocupada por el rey.

También compartía las preocupaciones acerca de las cargas colocadas sobre los hombros del rey.

Compartimos conversaciones, llegamos a conocernos y a confiar el uno en el otro.

Y entonces aprendí de ella la verdadera identidad del rey,

De la soledad de la Reina.

Y de mi propia inmadurez.

En ese momento, estaba lleno de ira.

Una ira dirigida hacia todas las cosas puras.

Sentí una rabia incontrolable hacia la isla de Gran Bretaña.

El caballero que ascendió al rango de secretario, Agravain, conocía el secreto del Rey.

Utilizó ese conocimiento para amenazar a la reina.

Cuando la reina recibió ese insulto.

Eso me hizo tomar mi decisión final.

Atravesé a muchos caballeros, tomé la vida de mis amigos.

Y hui a mis dominios.

Soy un traidor que cometió adulterio, convirtiéndome en una bestia que no puede llamarse caballero.

…Eso está bien.

El hombre gritó eso dentro de su corazón.

Todo para obtener a la mujer que amaba.

Aun así… El rey dijo que me perdonaba.

Artoria: “Mi amigo, mi orgullo, mi caballero ideal.

Si vieron que era necesario cometer tales acciones, entonces deben tener una buena causa. Creo en su justicia.”

Lancelot: Tan pronto como vi la carta del perdón, entendí que mi alma caería en la locura.

Yo Preveía un final doloroso.

Imposible…

Pero el rey realmente me perdono.

Él nos estaba dando su bendición a mí y a la reina.

Si estuviera en la posición del rey, ¿podría realmente perdonar a un hombre que me ofendió de esa manera?

No, esa era una pregunta defectuosa.

Para empezar, el rey era diferente a nosotros.

No era humano ni tampoco fue educado como uno.

Pero aun así, trató de vivir correctamente como uno.

Incluso después de no poder experimentar la felicidad humana, amaba la felicidad de la gente.

Ella realmente era un monstruo.

Uno mayor que Vortigern.

Es por eso que los demás no podían entenderla y le tenían miedo.

Respeto y admiro al rey incluso ahora,

Pero no puedo aceptarlo, no debo aceptar su forma de ser,

Si digo que esa forma de vivir era “maravillosa” me haría igual al caballero que dejó el castillo.

El miedo que nace en mí ahora se convertirá un día en ira, luego en odio,

Y me veré obligado a continuar maldiciendo al rey ideal por toda la eternidad.

Era un horrible futuro, pero era un castigo adecuado para alguien como yo.