02 – The light of the stars

A la Luz de las Estrellas

[Track 08: Drone of Avalon]

Merlín: Después de la caída de Vortigern, el Rey Arturo comenzó la reconstrucción de la antigua ciudadela que fue destruida.

Aun así, el futuro de Gran Bretaña era incierto.

La vida cotidiana de la población no estaba cambiando, causando el florecimiento del mal en el corazón de las personas.

“¿No era el Rey Arturo el rey que nos salvaría?”

“¿El que si seguíamos sus palabras nos conducirían a un país próspero?”

Artoria: El hecho de que fuera reprendida era inevitable.

Debido a los planes de este año, nos vimos obligados a comprar productos agrícolas de otros países.

Voy a necesitar que Sir Lancelot me ayude en otro momento.

Merlín: Desde siempre esta isla ha sido pobre. Sin embargo, todo el mundo pensó que cuando Vortigern, el Usurpador, fuera derrotado, conseguiríamos la paz.

Aun así, el resultado fue diferente. A los seres humanos les gusta la verdad aunque odien las cosas que son demasiado veraces.

Mientras el Rey Arturo permanezca como el rey ideal para esas personas, ellas dependerán del Rey Arturo y lo degradarán al mismo tiempo.

Tendrás que ignorar o incluso destruir lo que dicen para gobernar.

Todo lo que recibes son injusticias y reproches.

Sin embargo, cuanto más hay de eso, se estabiliza más la vida cotidiana de la población.

Artoria: Así que cuanto más sufro, más prosperará el país. ¿Es eso lo que dices?

Merlín: Sí. Sabías sobre esto, ¿cierto? Sabías acerca de esto cuando sacaste la espada de la selección.

Artoria: Sí. Y es por eso que tengo el orgullo de decir que lo estamos haciendo bien.

Por favor, mírame Merlín. No voy a decir que va a suceder ahora, pero puedo decir con certeza que este país se convertirá en uno grande y no en uno que pierde contra la legendaria Avalon, estoy segura.

Merlín: Fue en ese momento que el mago se dio cuenta de su error.

Lo que era importante para ella no era ser rey.

Ella sacó la espada sólo por el bien de la gente. Ella, desde el principio, no tenía ningún orgullo por ser rey.

El error del mago y del viejo rey Uther.

Tan pronto como percibió la diferencia entre lo que exigían y lo que ella quería, el mago sabía que en algún momento caería en la desesperación.

De cualquier manera, no importa el reinado que siga, ella se arrepentirá. Cuando esto suceda, sólo debes guiarla, fue lo que se dijo a sí mismo.

El mago se avergonzó de tener tan repugnante exceso de confianza.

Lo intentó, ahora que todavía podía cambiar el camino pero…

Ya era demasiado tarde.

 

Gawain – Una Historia de Caballeros

[Track 06: Day of Camlann]

Gawain: Nunca dudé del poder de nuestro rey.

Él era la personificación del caballero ideal.

Sólo al verlo luchar en la vanguardia, cuando lo acompañe, tuve la certeza de que Gran Bretaña tendría un futuro brillante.

Sin embargo… Sólo una vez…

Sólo una vez, hubo una batalla en la que temía por la victoria del rey, sólo era capaz de quedarme atrás y ver al rey desde allí.

Vortigern, el dragón demoníaco.

Esa era la verdadera forma de quien quería destruir a Gran Bretaña.

Con un ataque de Vortigern, los soldados se evaporaron.

Mi propia espada sagrada (Galatine) había perdido su brillo.

La espada sagrada del Rey (Excalibur) brillaba como si fuera una pequeña hoguera encendida.

La batalla duró varias horas.

El rugido del dragón demoniaco trajo nubes oscuras que crearon aún más destrucción.

El cuello del dragón se manifestó, envolviendo armas, cadáveres, y restos de la ciudadela a su paso.

…El rey probablemente ya lo sabía.

Vortigern era la propia Gran Bretaña.

Gawain: Rey Arturo, el cuerpo del enemigo es la propia Gran Bretaña.

A pesar de tener la espada sagrada, no podemos ganar. ¡Debemos retirarnos por ahora!

Artoria: “Necesitaré su ayuda un poco más, Sir Gawain.”

Gawain: ¡¿REY?!

Artoria: Tú y yo aquí juntos. ¿Qué son los portadores de espadas sagradas si no pueden soportar uno o dos ataques de la isla?”

Gawain: ¡Sí!

¡Rey! ¡Atrapé una de las manos del dragón demoniaco!

Artoria: Lo hiciste bien, caballero del sol, Gawain. Si rasgo el otro lado, él ya no podrá escapar a los cielos.

Gawain: Sin embargo, debido a eso estamos desarmados.

¡¿Qué es eso?!

Artoria: Deja que la luz sea liberada desde los Extremos de la Tierra.

Gawain: ¡¿Qué es esa lanza brillante?!

Artoria: Y así dividirá los cielos, y unirá la tierra.

¡¡Furia de tormenta, Rhongomyniad!!

Artoria: Vortigern…

Vortigern: Son unos estúpidos, todos ustedes… Pensar que para derrotar a un tirano traerían otro holocausto.

Oh, mi pequeño hermano Uther, no puedes salvar a este país.

Porque…

Porque la era de los dioses ya ha terminado.

De ahora en adelante, es el tiempo de la civilización, la era del hombre.

El poder que está en tu esencia está en desacuerdo con los seres humanos.

Mientras existas, Gran Bretaña no tiene futuro.

Maldigo tu destino, la antigua Gran Bretaña ha caído hace mucho tiempo.

Gawain: Cuando el Rey sacó su lanza del anciano.

Dio una risa capaz de sacudir la ciudad y convertirla en polvo.

Cuando se declaró que la guerra había terminado, el rey era más brillante que nunca.

Cualquiera que pudiera contemplar la figura brillante del rey ciertamente quedaría cautivado por su poder.

Una demostración de cuan divina fue aquella batalla.

Nuestro país estaba seco, pero mientras tengamos al Rey Arturo, no temeríamos a nada.