01 – Morning of the choice

La Mañana del Nombramiento

Artoria: Oh, Oh no…

Muchas gracias, me despertaste.

Ayer estaba preocupada, pero parece que tienes ojos muy agudos. Estoy segura de que serás un increíble caballo de guerra, igual que el de mi padre, Eto.

Sí, sí. Prepararé el desayuno para todos más tarde.

De todos modos Eto, es tiempo de tu cepillado, ¿cierto?

Por favor escucha, Eto. Ayer, finalmente pude darle un golpe a Éctor… Bueno… En realidad, sólo le hice retroceder, pero ¿no es suficiente para marcar una diferencia en el campo de batalla?

Pero… últimamente parece preocupado.

Para un caballero como Éctor, ser tan silencioso y sombrío… Estoy preocupada por él.

Ah, lo siento. Dejé de cepillarte.

Hace un tiempo le pregunté a Éctor…

Artoria: Éctor, si tienes alguna preocupación puedes contármela, haré todo lo posible para ayudar… a menos que tengas la intención de reducir nuestras raciones… ¿Estás seguro de que no tiene algo que ver con tus piernas o tu espalda?

Y luego me dijo.

Hum, es sólo tu impresión. Mi cuerpo permanecerá en forma por otros diez años más. Sin embargo, Artoria, no pareces muy dispuesta a hacer lo que sea para ayudar.

Lo dijo sin perder su típico tono habitual.

Tienes razón, probablemente Kay-niisan debe estar causando problemas de nuevo.

Bien, ya he terminado. El día de hoy tienes un hermoso cabello, Eto.

Artoria: ¡Lamento hacerte esperar, Éctor! ¡Me quedé dormida!

Éctor: Pareces bastante animada para alguien que acaba de despertar. Muy bien, ahora sostén tu espada; Entrenaremos toda la mañana, hoy no habrá descansos.

[Track 02: At the Morning]

Merlín: Siglo V, isla de Gran Bretaña. Este país estaba pasando por momentos tensos.

Los Sajones, extranjeros que cruzaron los mares, exigían tierras.

Gran Bretaña era una isla gobernada por un rey y varias familias reales.

Había conflictos sin resolver entre las familias reales, es por eso que hubo cooperación entre algunas de ellas y los invasores.

Además, un rey abrió camino a esa relación.

Su nombre era Vortigern, el Usurpador.

Nacido en Gran Bretaña, tenía una fuerza de voluntad  encarnada en un dragón blanco, luego de haber bebido su sangre y haber perdido su humanidad, se convirtió en un monstruo enfocado en hacer perecer a Gran Bretaña.

Uther Pendragon, el Rey más grande, fue derrotado en una batalla contra Vortigern y luego desapareció para siempre de los ojos del pueblo.

Y así, Gran Bretaña entro en una era conocida como la Era de la Oscuridad.

A pesar de eso, los Británicos no perdieron la esperanza – debido a lo que el gran Mago Merlín había profetizado.

Merlín: “El Rey Uther está escondiendo al que será su heredero. Él se convertirá en el Rey de la próxima generación.”

“La Encarnación del Dragón Rojo. El nuevo rey reunirá a muchos caballeros en una mesa redonda y juntos derrotarán al Dragon Blanco.”

“El Rey vive. Pronto será conocido.”

Esa era una historia de hace diez años.

Ese heredero cumplirá quince este año.

Éctor: Artoria, parece que Kay olvidó sus cosas. Ve a la ciudad y entrégaselas. Puedes llegar a tiempo si te vas ahora.

Artoria: *Suspirar… ¿Mi hermano, un caballero, olvidando su propia lanza? ¿Es eso posible?

Éctor: De hecho, debe ser porque no se ha celebrado ninguna justa en los últimos años.

Artoria: Entiendo, sólo tengo que llevarle esto a Kay-niisan ¿cierto?

Éctor: Hazlo… esta será tu última tarea del día.

[¡Es Merlín! ¡Merlín ha venido!]

Artoria: Oh, ¿Merlín?

[Sí, vino diciendo que elegiría al heredero de Uther. Todos los caballeros del reino se están reuniendo. El que saque la espada de la piedra se convertirá en el nuevo rey.] [¿Quién será? ¿Quién se convertirá en rey?]

Artoria: Ya veo, entonces esa es la espada de la selección.

Artoria: Kay-niisan.

Kay: Ahhh.

Artoria: ¿Es esa la espada de la selección?

Kay: Oh, espada de la selección, ¡¡Elígeme!! ¡Ughhh!

¿Así que esta cosa me está diciendo que no soy digno de convertirme en rey?

[¿Ese gran caballero tampoco es digno?] [Me pregunto si el nuevo rey realmente aparecerá.]

Kay: Es una espada que nadie puede sacar, un artefacto que sólo existe para causar problemas.

El que se convertirá en rey será decidido por un torneo, una justa.

Artoria: Eso es…

Kay: Ya está decidido, esta es una buena manera de decidir.

Artoria: ¿Incluso si un rey no fue elegido por la espada?

Kay: Lo que es un rey no se puede ver. Es más humano medir quién tiene más poder con las manos y con dinero.

Kay: Es más fácil ayudarnos con objetivos que se alinean con nuestros intereses. Nadie quiere ver o convertirse en “el agente de dios que salva todo y a todos”.

Artoria: Kay-niisan, ¿tú también crees eso?

Kay: Por supuesto. Deberías volver con nuestro padre antes de que se burlen de ti por tener un cuerpo femenino tan delgado que apenas puede sostener una espada.

¿Lo entiendes? Esta es tu primera y última oportunidad. Vuelve a casa.

[¡Parece que van a decidir quién será el rey con una competencia, vamos a ver!] [¿Deberíamos ir también?] [Así que la profecía de Merlín no era verdadera.]

Artoria: Nadie quiere verlo, nadie quiere serlo…

[Track 03: Stories]

¿Por qué he vivido falsamente como un hombre llamado Arturo?

¿Por qué desde que tuve uso de razón he sido entrenada en esgrima, instruida en la historia del país y fueron negados mis propios deseos como un ser humano?

Estaba claro.

Todo fue para este día.

Para sacar la espada del rey, ella tenía un corazón amable y bondadoso.

Ella no conocía los rostros de sus padres.

Para cumplir el objetivo de crear un “rey ideal”, nací como parte de ese plan.

Sinceramente, ella no podía sentir ninguna emoción o resentimiento debido al dolor infringido por su padre, el rey Uther.

Era lo mismo con las misiones especiales que provenían de las enseñanzas del mago, ella no tenía ninguna emoción hacia eso.

Pero, estos quince años que había vivido y experimentado sin nada digno de admirarse con su padre adoptivo, Sir Éctor, su hermanastro Kay y las vivas voces de la gente que vivía en la ciudad le habían traído felicidad.

Era algo diferente de la admiración o el amor.

Era algo que resonaba dentro de ella como algo correcto y hermoso.

Quiero convertirme en un habitante de la ciudad, quiero unirme al círculo de la comunidad, ella no tenía esa clase de deseo.

Incluso cuando ocasionalmente se imaginaba esa escena, ella la desvanecía tiernamente.

Si seguía así, lo perdería todo. Lo sabía desde el fondo de su corazón.

Cuando era joven, aunque no era demasiado inteligente, era muy trabajadora, y por lo tanto se dijo a sí misma que eso no iba a suceder.

Al igual que los humanos nacidos para ser humanos.

Para los dragones, su función deseada también existía.

Artoria: Gracias, Kay-niisan…

Pero… perdóname.

Merlín: Es mejor si lo piensas bien antes de tirar de la espada.

Artoria: Me asustaste. Esta es la primera vez que nos vemos fuera de un sueño, ¿cierto, Merlín?

Merlín: No es por decir algo malo, pero sería mejor si dejarás de hacerlo. Después de tirar de esa espada, dejarás de ser una humana.

No sólo eso, serás odiada por todo tipo de seres humanos y tendrás una muerte horrenda.

Artoria: No…

Merlín: ¿Estás segura?

Artoria: Muchas personas estaban sonriendo, por lo que… Ciertamente, este camino… No creo que sea el equivocado.

Merlín: Ahhh, ¿así que sacaste la espada? Terminaste escogiendo el camino difícil.

Aun así, los milagros tienen un precio necesario.

Oh Rey Arturo, ¿cambiaría eso por su posesión más valiosa?

 

 

Kay – Una Historia de Caballeros

[Track 04: Starlight]

Kay: A los cinco años. Fue entonces cuando nos hicimos familia.

No era mi edad, era la suya.

A primera vista, inmediatamente supe que ella se convertiría en una belleza, pero padre me dijo: “Trátala como un hermano” Y eso fue lo que hice.

Sin embargo, no había posibilidad de que pudiera ser mantenido como un secreto.

El rey Uther tuvo la idea de crear un próximo rey que no fuera humano.

Un híbrido entre un dragón y un hombre.

Nacido en el molde de un cuerpo humano, la encarnación de un rey.

Sangre del rey Uther, sangre del dragón. Para poder unirlos, era necesaria una mujer adecuada de sangre noble.

Sin un rastro de romance, una unión que sólo se preocupaba por el resultado.

¿Qué? ¿Crees que había amor en ello? ¿Realmente crees eso?

Es porque no puedes entenderlo que no eres humano.

Y así es como Arto — el Rey Arturo nació.

Por lo que oí, lo llamaron fertilización conceptual en términos mágicos.

Poner las habilidades de un dragón en un ser humano sin alterar el crecimiento de este.

Nadie podría crecer con normalidad después de eso, pero incluso en ese momento, ella era diferente.

Es casi difícil de creer ahora, pero ella no era diferente de ninguna de las otras chicas de la ciudad. Una vez que llegó a la ciudad, se volvió igual que las que la rodeaban.

Era una chica de la ciudad, una simple chica de la ciudad.

Ah, pero ser una mala perdedora era un rasgo con el que había nacido.

El hecho de ganar o perder contra alguien más no era lo que le hacía sentir mal.

Más bien, se sentía mal por su propia debilidad.

Cuando se enfrentaba a la derrota, rápidamente levantaba la cabeza y continuaba.

Se mantenía firme mientras caminaba hacia adelante, pero por eso era lastimada fácilmente.

Tal vez por el hecho de que ella era demasiado obediente no podía ignorar ciertas cosas.

Una chica como esa, que fue criada por diez años bajo la estricta vigilancia de mi padre.

Por supuesto, ella se convertiría en un rey ideal. Sin embargo, fueron muchos problemas para mí.

La historia después de que ella sacó la espada de la selección es una que puedes contar mejor de lo que yo puedo.

Cuando terminó su entrenamiento para dominar la espada de la selección, Caliburn, finalmente comenzó a llamarse a sí misma como el legítimo Rey.

Fue entonces cuando ella comenzó la primera de las once batallas que tuvimos contra los Sajones.

Derrotó al cruel rey, Vortigern.

Y formó nuestro castillo, Camelot.

Después de eso, pasaron diez años.

Nunca hubo un momento aburrido, tanto para ti como para mí.

Engañabas a las mujeres mientras te autoproclamabas como el ayudante del rey, y yo iba detrás del trasero de alguna mujer mientras desempeñaba mis deberes como miembro de la Mesa Redonda.

Todo esto mientras el Rey Arturo conversaba y negociaba con un grupo de nobles en disputa y lograba grandes resultados en la lucha contra los Sajones.

Bueno, se podría decir que fue un reinado bueno y pacífico.

Así como el viejo reinado del rey Uther había deseado, un rey perfecto nació.

Aun así, nuestras preocupaciones no eran nada.

No había ningún caballero que se preocupara lo suficiente como para preguntar si ella era realmente una mujer.

Incluso después de todo esto, ningún caballero aceptó realmente al Rey Arturo.

Aquellas personas que gritaban por el “Rey ideal”, en el momento en que se dieron cuenta de que ese ideal no podía salvar a nadie, era en ella en quien recaía la culpa.

Y el resultado de eso es esto.

Cuando el Rey Arturo vuelva de Roma, Mordred tendrá un ejército esperando.

En cuanto a mí, no puedo soportar más de esta estúpida lucha interna.

Hablando de algún motivo apropiado, ordené retirada.

Por último, ¿dices que quieres oír lo que pienso del Rey Arturo?

Desde que era pequeña, había sido entrenada por el anciano y había recibido la educación de un rey durante la mayor parte del día.

Y, del único tiempo libre que le quedaba, lo utilizaba para dormir, cuidar de los caballos o pasear por la ciudad.

Durante su vida, ella no pudo experimentar personalmente lo que estaba tratando de proteger.

¿Hay algo más que haga estremecer tanto a una persona?

Soy un hombre que cortaría la cabeza de un gigante si me lo pidieran, pero aun así ella me hizo estremecer.

En el tiempo que vivimos con padre, no pude evitarlo y una vez le pregunté por lo enfermizo que era.

Kay: “Oye, ¿cuánto tiempo estás durmiendo?”

“No te preocupes, hermano. Voy a dormir desde el amanecer hasta que salga el sol.”

Ella lo dijo con una sonrisa. Desde el amanecer hasta que salga el sol. Ni siquiera son tres horas.

Pero al día siguiente, te conocí y aprendí una verdad que no quería saber.

Ella, incluso en sus sueños, había sido entenada en cómo ser un rey por el hijo de un Incubo que era un Mago.

Que estupidez. En otras palabras, ella no había estado durmiendo realmente.

Es por eso que, ahora que veo al país a punto de destruirse me encuentro pensando.

“Mierda. ¿Qué era lo que quería hacer con tanto fervor para tener que ir tan lejos?”